viernes, 13 de enero de 2017

Una lectura XXX que no me gustó nada

Voy a seguir este blog con algo diferente a lo que prometí, y es que en vez de contaros sobre alguna lectura que me ha gustado mucho, lo voy a hacer sobre una que no me ha gustado nada: 50 sombras de Grey.



Lo hago porque hace poco vi que se iba a estrenar próximamente la película basada en la segunda parte de la trilogía, y la verdad, no sabía si reírme o echarme a llorar. ¿De verdad era necesario destrozar así una historia que ya de por sí no es demasiado buena? Aunque a la primera parte no le fue demasiado bien en crítica ni en taquilla, a pesar de anunciarla a bombo y platillo, parecen empeñados es rizar el rizo, y bueno, no deseo nada malo para la cinta, pero no creo que ahora tampoco vaya a triunfar.
Vayamos entonces a los libros, que ya de por sí fueron los que me decepcionaron. Lo primero que debo decir es que nunca pude terminar de leer ni siquiera el primer libro, por mucho que lo intenté, y eso que me he leído cada truño que ya os contaré... pero esta historia podía conmigo. No conseguía ponerme en el lugar de ella, ni tampoco en el de él, ni entender demasiado la historia romántica, porque la verdad es que no la veía por ningún lado.
Pasado un tiempo dejé de intentar leerme aquella cosa que se me atragantaba, aunque seguí pensando en la historia aquella que se me hacía tan infumable. Pensaba por qué a aquel chico, que en principio era un pijo normal y corriente, sin ningún trauma específico al que achacarse sus peculiaridades, no podían gustarle simplemente las imágenes de chicas desnudándose, como se podría esperar de un tío de su edad. O, dado el caso, enchufar el pedazo de televisor de plasma que tenía, y ver vídeos xxx de jovencitas, por poner un ejemplo.
Pero no, a él tenía que gustarle el sadismo, cosa muy respetable por supuesto, pero que a mi entender no le pegaba nada. Pero si era eso lo que le gusta, lo que no me terminaba de encajar era que hubiera elegido para sus prácticas a la ñoña de Anastasia; le hubiera pegado más unas asiáticas xxx, vestidas de látex, con práctica en el tema y que le hubieran puesto en su sitio de una vez por todas.
La verdad es que, cuanto más pensaba en toda la historia, menos me encajaba todo. Anastasia se suponía que era virgen, en nada parecida a esas chicas masturbándose en cuanto tienen ocasión, y sin embargo tardó bien poco en subirse al carro de depravaciones de su querido Grey. Quizás tenía engañados a todos, e incluso se engañaba a ella misma, y le hacían falta un par de corridas femeninas para convertirse en toda una adicta al sexo, y no a un sexo cualquiera, sino al basado en la dominación y el poder. ¿No os chirría un poco a vosotros también?
Como es una trilogía, y con bastante número de paginas cada libro, es posible que mucha gente que visita el blog no se haya atrevido con tanta hoja de lectura, y haya pasado un poco esperando a ver la película. Bueno, ya digo que tampoco me ha gustado, pero quizá haya estado bien para aquel que no conocía la historia por las novelas. Aunque eso sí, tengo la seguridad de que sus lectores debieron haber quedado defraudados con la versión cinematográfica, porque si esperaban escenas tórridas de sexo anal y de sumisión extrema, se quedaron con un palmo de narices. Cosa normal por otra parte, porque la película fue hecha para tener una gran recaudación, y si querían que se emitiera en un gran número de cines, no tenían más remedio que evitar que se convirtiera en una peli X.
En fin, estos son mis comentarios sobre esta trilogía que revolucionó el panorama literario hace unos años, y también el cinéfilo un poco después. ¿Estáis de acuerdo con mis impresiones, o tenéis otras diferentes? Espero vuestras impresiones en breve, hasta pronto.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Nuevo blog para los amantes de la lectura



Buenas a tod@s y bienvenid@s a este mi nuevo blog, donde quiero compartir impresiones, opiniones y noticias con todos los amantes de la lectura, mi pasión desde hace muchos años y sé que también la de muchos internautas. No han sido pocas las webs sobre este tema que he visitado, y tantos otros foros de opinión, pero no he conseguido encontrar dónde sentirme totalmente a gusto, hasta que pensé: ¿por qué no lanzarme yo misma a la aventura?
Soy lectora compulsiva prácticamente desde que aprendí a leer, y aunque me gusta escribir sé que esta afición no le llegará nunca ni a la suela de los zapatos a la primera, pues nunca consigo encontrar un final para todas las historias que se me ocurren. Pero no me siento frustrada ni mucho menos, no tengo problema en aprovechar el talento de otros para pasar un buen rato y sumergirme en otras tramas mejor contadas y elaboradas que las que yo podría conseguir; y así ha sido durante toda mi vida.
Me encantan lo que se llaman thrillers, eso que ahora ha tomado el nombre de la industria cinematográfica pero que desde siempre se llamó novelas de intriga; también me gustan los relatos históricos novelados, y de vez en cuando me tira alguna trama de género romántico. A la hora de leer no soy muy dada a comerme el coco, así que paso de ensayos, textos de divulgación científica o filosofía, y ni te cuento los de género religioso; leo para disfrutar, no para acabar con dolor de cabeza, así que dejo estas lecturas tan profundos a los que tengan una mente más compleja que yo, jeje.
Me gustaría compartir con vosotr@s todas aquellas lecturas que me han dejado huella, o las que me vayan dejando, porque de ninguna manera tengo intención por ahora de dejar mi mayor afición. Y me gustaría mucho conocer también las vuestras, si coinciden conmigo, o si me descubren otras historias que desconocía y que me estaba perdiendo.